La caza de la perdiz con reclamo. Encele y mantenimiento. • IFS

Las perdices son aves no migratorias de la familia Phasianidae nativas de Europa, África, Asia y Medio Oriente. Son aves de tamaño mediano y, por lo general, se alimentan de semillas. Su carne es muy apreciada en el mundo la cocina, siendo también la caza de la misma una costumbre muy arraigada en países como España, Italia o Portugal.

Según la leyenda griega, la primera perdiz de la que se tiene constancia apareció cuando Dédalo arrojó a su sobrino Pérdix desde un monte en un arrebato de cólera.

Las invenciones que se le atribuyen a Pérdix son: la sierra, cuya idea se dice que le fue inspirada por la espina de un pescado o la mandíbula de una serpiente, el formón, el compás y el torno de alfarería. Sus habilidades provocaron los celos de Dédalo, quien terminó empujándolo desde lo alto del templo de Atenea en la Acrópolis, pero la diosa, que favorece al ingenio, lo vio caer y cambió su destino transformándolo en un ave bautizada con su nombre: la perdiz. Esta ave no hace su nido en los árboles ni vuela alto, sino que anida en los setos y evita los lugares elevados, consciente de su caída. Por su crimen, Dédalo fue juzgado y desterrado.

www.wikipedia.org

Existen tres modalidades de la caza de la perdiz; al ojeo, al salto y la caza con reclamo, esta última la más popular de todas.

Leyenda de Pérdix y Dédalo

La caza de la perdiz con reclamo

Esta es la forma más primitiva de caza de perdices, requiere amplios conocimientos de las mismas. Seleccionar y domesticar a la perdiz macho se usa como reclamo, saber interpretar sus cantos y sonidos. Además hay que ingeniárselas para encontrar el lugar y el momento adecuados para cazarlas o el macho enjaulado se estropearía.

Esto hace de la caza de perdiz con reclamo una modalidad selectiva, es decir, solo se da en ciertos meses al año. Este tipo de caza no se practica por tanto cuando la perdiz está dispuesta para el empolle, la puesta o la cría de sus pollos (como algunos creen).

Encelar perdices para la temporada de reclamo

Pasando los meses estivales, y de lleno en otoño, los reclamos necesitan cuidados que, si durante su etapa de desplume son importantes, ahora cobran un sentido de responsabilidad casi desmesurado.

www.club-caza.com

Durante esta época es importante mantener a los machos con las sayuelas a media jaula, impedir que se vacíen cantando durante la temporada, quitarle aquel vecino molesto que lo mantiene permanentemente irritado, procurar que se mojen con esa fina lluvia, o chirimiri, dejándoles que se sequen después al sol en cuanto hace una clarilla y otras muchas medidas más suelen dar un buen resultado.

Sabida es la necesidad y conveniencia de solearlos y alimentarlos con alimentos que estimulen su celo. En Iberica Feeding Stuff tenemos una amplia selección de piensos para perdices, entre ellos los dedicados al mantenimiento y celo de estas aves.