El agua; siempre y en todo momento. • Iberica Feeding Stuff
Llamar a +34 924 38 95 56 Correo electrónico: info@ibericafs.com
0 artículos0,00

No hay productos en el carrito.

El agua; siempre y en todo momento.

“Los animales deben disponer en todo momento de agua potable, limpia y fresca”.

Esta frase clara y directa la podrás encontrar en todas las descripciones de nuestros productos. Resulta indispensable para realizar todas las funciones vitales. Pero, ¿tan importante es?

Facilita su consumo

Debemos tener en cuenta que, al igual que los humanos tenemos a nuestra disposición agua potable para el consumo y nos preocupamos de ello, lo animales también deben tenerlo. Eso sí, la diferencia fundamental: dependen de nosotros. Los animales reconocen zonas y objetos donde habitualmente se deposita el agua. Un lugar de fácil acceso. Alejado de fuentes de calor y contaminaciones externas.

El entorno influye

La alimentación del animal es determinante a la hora de necesitar más o menos demanda de agua. Una alimentación basada en productos secos o frescos. Por otro lado, las temperaturas, la propia estación del año en la que nos encontremos o el clima de la zona, afectan de igual manera.

El agua es necesaria para la regulación de la temperatura corporal, el crecimiento, la reproducción, lactación. Facilita un correcto metabolismo y excreción, transporte de nutrientes, lubricación de las articulaciones, entre otras. Todos los animales experimentan pérdidas diarias de agua, a través de la orina en mayor cantidad y por las heces en menor proporción.

¿Una sola forma de adquirirla?

El agua proviene fundamentalmente de tres fuentes principales:

  • El agua presente en los alimentos
  • El agua ingerida
  •  El agua metabólica.

Esta última es producto de la oxidación de los nutrientes. El agua ingerida por consumo voluntario tiene relación con varios factores dichos anteriormente como la  temperatura ambiental, tipo de alimento (seco o húmedo), salinidad y algunos estados fisiológicos como la gestación. También la relación entre ejercicio y consumo de agua es muy importante.

Más importante de lo que crees

Por ello, facilitar el acceso a nuestros animales es indispensable. Además de asegurarnos que se encuentre en perfecto estado para su consumo ya que, es una fuente directa de parásitos y enfermedades. Esto afecta de manera diferente a cada animal, citaremos algunos ejemplos:

La mayoría de enfermedades de origen hídrico comparten síntomas comunes y las características de cada síntoma dependen de la bacteria, el virus o el microorganismo patógeno. Entre los síntomas están la fiebre, pérdida de peso, malestar abdominal, vómito y diarrea.

Una de las patologías más frecuentes es la coccidiosis, provocada por protozoos coccidios que infectan el intestino. Cada especie tiene su propia variedad de organismos, en el caso de los vacunos es la Eimeria bovis.

De otro lado, está la fascioliasis, una infección del hígado de los rumiantes provocada por un parásito, que también se ha encontrado en cerdos, equinos, conejos, humanos y otros mamíferos.

Otras enfermedades que afectan a los bovinos cuando consumen agua contaminada, están la campilobacteriosis, la leptospirosis, la salmonelosis y la yersiniosis, que son de importancia zoonótica.

De igual manera, existen otras propias de los animales como el ántrax, la paratuberculosis, la peste bovina, el carbón sintomático y la actinomicosis, también conocida como el cáncer de mandíbula en bovinos.

Cuidemos su alimentación. De todas las formas posibles. Teniendo en cuenta sus necesidades y actividad. Por ellos, en IFS disponemos de una necesaria descripción de cada producto. De la misma forma, hagamos un buen uso del agua. Sin desperdiciar ni derrochar. Como hemos podido comprobar, es una fuente indispensable para todos los seres vivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *